miércoles, 22 de febrero de 2017

Sandwich croque-monsieur

¿A quién no le apetece un sandwich calentito de vez en cuando?? A mí me apetecen más a menudo de lo que me gustaría, jeje. No es muy aconsejable estar comiendo sandwiches y bocadillos a diario, pero si llevamos una dieta más o menos equilibrada de vez en cuando nos podemos dar el capricho. Hoy os propongo todo un clásico de la cocina francesa: un sandwich croque-monsieur o un croque-madame, que es igual pero añadiendo un huevo. Yo he hecho el primero y está delicioso! Y son más fáciles de hacer de lo que parece. Espero que os gusten! 😋



. Ingredientes: (para 2 sandwiches)

. 4 rebanadas de pan de molde
. 2 lonchas de queso emmental (o gruyère)
. 2 lonchas de jamón york grandes (si son pequeñas, 4 lonchas)
. Un poco de mantequilla para untar las rebanadas
. 1 cucharada colmada de harina
. 1 vaso de leche (200 ml.)
. Sal y pimienta
. Nuez moscada
. Queso emmental rallado (o gruyère rallado)
. 3 cucharadas de aceite de oliva (un poco más si haces el huevo)
. 2 huevo (opcional)

. Preparación:

1. Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos las rebanadas de pan con mantequilla por uno de los lados.

2. Ponemos sobre dos de las rebanadas de pan (por el lado que no tiene mantequilla) las lonchas de jamón york y de queso y cubre con las otras dos rebanadas con el lado de la mantequilla hacia arriba.

3. Colocamos los sandwiches en una sartén caliente y los doramos por ambos lados.

4. Mientras vamos haciendo la besamel. En una sartén ponemos 3 cucharadas de aceite y rehogamos en ella 3 cucharadas de harina durante unos instantes. Añadimos los dos vasos de leche en un hilo, poco a poco y sin dejar de remover. Salpimentamos y echamos la nuez moscada. Cocemos sin dejar de remover, hasta que espese ligeramente.

5. Vertemos la besamel por encima de los sandwiches. Espolvoreamos con el queso rallado y gratinamos en el horno durante unos 8 minutos aproximadamente. Sacamos del horno y servimos inmediatamente.

* Si quieres, puedes hacer un croque-madame añadiendo un huevo.. Para ello calienta un poco de aceite en una sartén y fríe los huevos. Coloca un huevo en cada uno de los sandwiches.



miércoles, 15 de febrero de 2017

Red Velvet cheesecake

Pues sí, hoy vuelvo con otra receta de Alma Obregón (es que me encantan los postres que hace, todos quedan super-ricos! jaja).
Este red velvet cheesecake lo hice ayer para San Valentín, así que se que la propuesta llega un día tarde, je. Pero en mi defensa diré que en realidad cualquier día es bueno para sorprender a alguien con un postre como este, Lo puedes hacer en cualquier momento: para celebrar un cumple, para navidad, para una cena/comida con amigos, para cualquier tipo de celebración, o simplemente un día cualquiera que te apetezca hacer algo dulce!

Como ya he dicho la receta es de Alma Obregón, de su libro Objetivo: cheesecake perfecto. Aquí os dejo la receta, espero que os guste!



. Ingredientes:

Para el cheesecake
. 310 gr. de queso crema
. 150 gr. de azúcar
. 2 huevos M

Para el red velvet
. 160 ml. de aceite de girasol (o de oliva suave)
. 160 gr. de azúcar
. 2 huevos M
. 275 gr. de harina
. 1 cucharadita de vinagre
. 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
. 2 cucharadas de cacao en polvo
. 60 ml. de leche + 2 cucharadas extra
. 1/2 cucharadita de zumo de limón
. Colorante en pasta rojo

. Preparación:

Precalentamos el horno a 170ºC. Engrasamos un molde cuadrado o rectangular (el mio era de 23x23 cm). Colocamos un papel de horno en la base para que después sea más fácil desmoldarlo.

1. Preparamos el cheesecake. Ponemos en el bol de la batidora el queso con el azúcar y batimos hasta que la mezcla sea homogénea. Después añadimos los huevos, batimos bien y reservamos.

2. Para el red velvet: mezclamos los 60 ml. de leche con el zumo de limón y reservamos.

3. Tamizamos la harina con el cacao en un bol y reservamos.

4. Mezclamos el aceite con el azúcar. Incorporamos los huevos uno a uno. Una vez mezclado todo esto, incorporamos la harina tamizada poco a poco, alternándola con la leche.

5. Cuando la masa sea homogénea añadimos el colorante rojo.

6. Por último, mezclamos el bicarbonato con el vinagre y lo añadimos a la masa.

7. Vertemos 3/4 partes del red velvet en el molde. Echamos por encima la mezcla de cheesecake. Al resto de red velvet le añadimos las 2 cucharadas extra de leche y lo repartimos por encima del queso. Usando un palillo largo hacemos un marmolado (a mí no me ha quedado muy mezclado porque dejé menos masa de red velvet de la que ponía para hacerlo, je).

8. Horneamos unos 35 minutos, hasta que al insertar un palillo salga con algunas miguitas pegadas.




miércoles, 1 de febrero de 2017

Quinoa con verduras y pavo

Estoy segura que a día de hoy todos habréis oído hablar de la quinoa. Y es que desde hace un tiempo a esta parte parece que se ha puesto muy de moda comer esta semilla, que al parecer tiene múltiples propiedades.
Hasta no hace mucho tiempo yo no sabía ni lo que era! Pero hace poco me animé a probarla y la verdad es que me ha encantado! Además es muy versátil, la puedes comer de mil formas distintas y combina bien con muchos ingredientes.

Yo he experimentado y la receta con quinoa que os traigo hoy es de las que más me gusta. Es perfecto para comer como plato único porque es muy completo. Os animo a probarlo, a ver si os gusta! 😉



. Ingredientes:

. 1 filete de pechuga de pavo cortado en tiras
. 120 gr. de verduras variadas (yo he usado un mix de calabacín, cebolla, zanahoria y puerro. Puedes sustituir la zanahoria por pimiento rojo y verde, también queda riquísimo)
. 125 gr. de quinoa (yo he usado 1 vasito de brillante, que viene ya cocida)
. 1 cucharadita de salsa de soja
. 1 cucharadita de aceite de oliva

. Preparación:

1. En una sartén calentamos el aceite y echamos el pavo cortado en tiras. Cuando esté a medio hacer añadimos las verduras, y vamos moviendo de vez en cuando. Las dejamos unos minutos, hasta que se cocinen.

2. Cuando veamos que el pavo y las verduras ya están hechos, añadimos el vasito de quinoa. Removemos un poco para mezclar todo bien.

3. Por último, agregamos la cucharadita de salsa de soja. Removemos todo bien durante un minuto más o menos y servimos.

Fácil, rápido, sano y riquísimo! ¿Se puede pedir más?




sábado, 28 de enero de 2017

¡Mi primer intercambio galletero!

Hola de nuevo! Hoy no traigo receta (para eso tendréis que esperar al próximo miércoles 😜). Hoy os traigo los regalitos que recibí del "intercambio galletero". Este año es el primero que he participado y puedo asegurar que no será el último, ya formo parte del club! Y para muestra ya tengo mi "mascota" galletera, a que mola?!?


Este intercambió consiste en intercambiar galletas con otra persona y enviar también algún detallito. La organizadora es Mercedes del blog "Dulce Diana", que además ha sido la que me ha enviado las galletas a mí (y también el llaverito como nueva socia del club galletero, jiji 😊).

Vamos con las cositas que me ha enviado:



. El primer regalo que abrí fue una libreta para escribir mis recetas, donde además ella me ha escrito la primera! Me ha parecido un detalle super bonito.


. Una tarjeta dándome la bienvenida al club y el llavero.



. Y por último un tarro repletito de galletas (tipo tejas) que estaban riquísimas!! (y que seguro haré pronto, pues ya tengo la receta escrita en mi libreta).


Yo envié mis galletas a Bárbara, del blog "Comer de todo". Aquí os dejo el enlace de la entrada donde publicó las galletitas que yo le mandé.

Pues lo dicho, que si Dios quiere este ha sido el primero de muchos intercambios galleteros más!! Gracias por todo Mercedes!

miércoles, 25 de enero de 2017

Cookies veganas

Bueno, después de un parón post-navideño... retomo la actividad del blog! (necesitaba un par de semanas para adaptarme de nuevo a la rutina, jeje)
Y vuelvo con la receta de unas cookies prácticamente para todos los públicos y que además estáaaaan... Para chuparse los dedos no, lo siguiente!!
Muchas veces vemos la palabra "vegano" y automáticamente pensamos en algo que no debe de estar muy rico, y más aún siendo un postre. Pero nada más lejos de la realidad, no porque sea vegano y nosotros no lo seamos, tiene que estar malo o soso. De hecho con estas cookies pasa todo lo contrario. Casi me atrevería a decir que es la mejor receta de cookies que he probado nunca, de verdad de la buena!! Quedan super blanditas, y ya si las coméis cuando aún están un poco templadas estáaaaaaaan...... Con los trozos de chocolate semiderretidos... ains que se me hace la boca agua!!

La receta la he sacado del libro Objetivo: Galleta perfecta de Alma Obregón (sí es verdad, las últimas recetas que he publicado son todas de Alma, jaja, pero es que todas sus recetas salen perfectas!).




. Ingredientes: (para unas 16-18 cookies)

. 160 ml. de aceite de girasol
. 75 gr. de azúcar moreno de caña integral
. 60 gr. de azúcar blanco
. 1 cucharada de maicena
. 250 gr. de harina
. 1 cucharadita de levadura en polvo
. 60 ml. de leche de soja
. 80 gr. de chips de chocolate
. 40 gr. de chocolate negro cortado en trozos pequeños *
. 40 gr. de chocolate con leche cortado en trozos pequeños *
. 1/2 cucharadita de extracto de vainilla (yo he usado 1/2 tubito de aroma de vainilla de Dr. Oetker)

* Puedes poner los 80 gr. solo de chocolate negro o solo de chocolate con leche

. Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos dos bandejas con papel de horno.

1. En u n bol tamizamos la harina, la maicena y la levadura. Reservamos.
2. En otro bol batimos (mejor con varillas de mano) el aceite con los dos tipos de azúcar. Incorporamos la leche y batimos bien.
3. Añadimos la vainilla. A continuación vamos incorporando la harina poco a poco, y seguimos batiendo hasta conseguir una masa homogénea.
4. Una vez tengamos una masa homogénea, incorporamos los chips de chocolate, repartiéndolos bien por toda la masa.
5. Cogemos porciones de masa (unas dos cucharadas) y les damos formas de bola. Las colocamos en las bandejas de horno un poco separadas. Las aplastamos un poco con la palma de la mano.
6. Horneamos durante 8-9 minutos, hasta que los bordes empiecen a dorarse ligeramente.
7. Las dejaremos enfriar un poco en la bandeja y después en una rejilla.